jueves, 8 de marzo de 2012

Gracias ministro Ricardo Patiño por la especulación financiera

Gracias, señor Ministro

Por Mario Vera Barrezueta

Publicado: El Telégrafo, jueves, 22 de febrero de 2007 17:48

 

Economista RICARDO PATIÑO

Ministro de Economía y Finanzas Presente.-

Estimado señor Ministro:

La presente tiene como intención agradecer de manera sincera, en nombre de todos los especuladores financieros internacionales, por sus oportunas declaraciones y rectificaciones, las cuales incidieron de manera eficaz en el mercado de bonos ecuatorianos, dando como resultado una extraordinaria oportunidad para obtener un espléndido rendimiento especulativo. El 23 de enero adquirí bonos globales de Ecuador con vencimiento 2030. El precio del mercado en ese momento era de 68.87% de precio; es decir, tenían un descuento de 31.30% (Fuente: www.shibuimarkets.com). Este descuento reflejaba sus continuas declaraciones en los medios que expresaban el interés de su gobierno de no pagar la deuda externa considerada ilegítima. Justo ese día, el Banco de Inversión JP Morgan decidió reducir su calificación de los bonos soberanos del Ecuador por considerarlos muy riesgosos en comparación con el mercado de bonos emergentes latinoamericanos. Estos hechos se dieron cuando su mandato como Ministro de Economía tenía no más de dos semanas.

La reacción de JP Morgan es claramente influenciada por sus declaraciones que manifestaban el interés de su gobierno de reestructurar los bonos globales 2012 y 2030, por considerar que su emisión fue realizada, bajo un manto de corrupción, para beneficiar a los tenedores de los bonos Brady, los cuales fueron eventualmente reemplazados. Además, en todos los medios circulaban sus declaraciones de que se aspira recortar la deuda en un 60%, y esto se daría con firmeza y mano dura. Fue justamente ese día que decidí comprar Un Millón de Dólares en dichos bonos; es decir, tuve que invertir $688.700. La razón fundamental de mi decisión de compra se basaba en que conozco la forma como se hace política en Ecuador. Era obvio que al conocer las limitaciones de financiamiento de su plan de gobierno, le iba a ser imposible romper relaciones con el mercado financiero internacional.

Fiel a mis convicciones pragmáticas, aposté a que sus declaraciones iniciales queden en la nada por lo impracticable de su discurso populista en la realidad financiera. Por fortuna, al tener acceso por Internet del Presupuesto General del Estado y de todas las declaraciones recogidas por los medios impresos, este análisis fue muy sencillo. Como adquirí bonos por un valor nominal de $1'000.000, el día 15 de febrero de 2007 recibí el 5% por pago de intereses, lo que equivale a $50.000. Para ser franco, no me interesa seguir invirtiendo en su país, así que el mismo 15 de febrero, luego de cobrar mis intereses decidí vender los bonos. En vista de que usted modificó fundamentalmente su discurso radical de la primera semana de gobierno, el precio de venta de dichos bonos fue de 86.87% de precio.

Por lo tanto, al venderlo obtuve una ganancia de capital de $180.000 generada por la diferencia entre el precio que pagué versus el precio al que compré. Esta utilidad sumada a los $50.000 de intereses, suma $230.000 de retorno sobre una inversión de solamente $688.700. Esto, en buen romance, significa una tasa de retorno sobre inversión de 33.40% en tan solo 23 días. No existe actividad lícita que genere este retorno que usted, de forma tan agradable, me ha generado. Gracias a usted, el día de hoy, 16 de febrero de 2007, estoy embarcándome en un crucero de lujo por Europa, para festejar con mis amigos inversionistas especuladores financieros esta nueva fortuna que nos llegó de forma tan maravillosa. Atentamente, UN ESPECULADOR FINANCIERO AGRADECIDO

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario